Potencial Humano

Así como hemos creado los sistemas y el mundo que conocemos hoy que sin duda muestra numerosos avances y mejoras en muchas áreas, también tenemos el potencial para transformarlo a través de nuevos modelos educativos, energía, modelos de negocio, expresiones culturales y otros.
Todos sin excepción podemos ser protagonistas del cambio si tomamos consciencia de que somos parte de un sistema interdependiente.


Observar
Observar a nuestro alrededor, identificar nuestra realidad , entender y empatizar con la del otro.
Agradecer el lugar que ocupamos y valorar nuestras posibilidades más que limitarnos por nuestras carencias, debiera ser suficiente para motivarnos a tomar nuevas acciones para mejorar nuestras propias vidas y las de los demás con un enfoque más cualitativo que cuantitativo.
Paradigmas
El contexto social, las expectativas de los otros y la educación formal, limitan la capacidad de identificar quiénes somos, cómo quisiéramos vivir realmente y cuál es nuestro propósito.

Autogestión


Para saber quiénes somos debemos salir de nuestra zona de confort, explorar nuevos territorios y autogestionar un aprendizaje permanente para el cuerpo, la mente y el alma, que nos permita estar atentos y conectados con nuestro entorno para así fluir mejor y perderle el miedo a los cambios.

Empatía
Empatía es tal vez una de las palabras más importantes del siglo XXI. Comprender nuestra interdependencia social, implica la necesidad de colaborar entendiendo, aceptando y valorando la diversidad. Todo lo anterior se vuelve fundamental hoy para avanzar hacia un mundo más armónico y próspero.
Soñar

Reconectar con nuestra capacidad de soñar y valorar nuestros sueños más profundos es la base para crear una nueva realidad acorde a nuestro propio ser. Es importante en lo agitado de nuestras vidas darnos un espacio para que esto sea posible.

Pasión y Propósito

La pasión es la energía que nos mueve a trabajar sin descanso para alcanzar nuestras metas, al mismo tiempo que nos permite ser reconocidos como individuos y motivar a otros en el camino.
El propósito en cambio es el sentido que le otorgamos a nuestras vidas, nuestra razón más profunda y en lo práctico nuestra función en la sociedad.