Creatividad

La creatividad es una habilidad con la cual todos contamos desde nuestro nacimiento. Sin embargo, desde el establecimiento del sistema mecanicista industrial y con una estructura educacional genérica diseñada acorde a éste, la creatividad ha sido paulatinamente desechada y menospreciada como atributo de valor.
Hoy dado el creciente escenario de incertidumbre es necesario recuperarla y fortalecerla en cada uno de nosotros para a través de ella transformarnos en seres proactivos y agentes de cambio.


Observación
Muchos entienden la creatividad como un chispazo de luz, pero esto es sólo el final de un proceso que comienza por la observación, el descubrimiento y el reconocimiento de todos los componentes y variables del fenómeno que estamos estudiando. Así una nueva idea o propuesta nace del cruce de estas observaciones y de toda la información recopilada de los elementos preexistentes. Es por esto que la observación se entiende como la cuna de la creatividad.
Paradigmas
La creatividad no es privilegio sólo de algunos, todos somos creativos. Nuestro entorno, el sistema de educación y un sistema de trabajo especializado y fragmentado nos han hecho pensar hasta ahora que es un espacio reservado sólo para artistas y no para todos. Reconocernos como seres creativos es el primer paso para serlo y atrevernos a proponer y crear.

Carencia y Crisis

La necesidad y la carencia nos impulsa a ser creativos y nos obliga a resolver con muy pocos recursos.
En un entorno de abundancia, muchas veces no sentimos la necesidad de crear y sólo en momentos de crisis recurrimos a la creatividad. No es necesario esperar estos momentos para actuar, siendo proactivos y hacerlo en forma permanente en un ciclo de mejora continua nos permite optimizar nuestros recursos, anticiparnos al futuro y mantener nuestra calidad de vida.
Cuestionar, Probar, Ejercitar

Hemos sido formados para dar respuestas, no para hacer preguntas, retomar la curiosidad y cuestionar nuestra realidad nos abre las puertas a cientos de nuevas posibilidades.
El aprendizaje principal se encuentra en nuestros errores, no sólo en nuestros aciertos y sólo podemos cometer errores si probamos y tomamos algún riesgo.

Herramientas

La creatividad es como un músculo y debemos ejercitarlo.
Existen numerosas herramientas que facilitan nuestros procesos creativos tanto individuales como colectivos.
Tomando en cuenta que las mejores ideas surgen de un proceso de cruce de la información obtenida en la observación, el trabajo en equipo y la colaboratividad son los mejores escenarios para crear, debido a la gran cantidad de visiones que aparecen en un grupo diverso.